SOFAS CAMA

¿Es un sofá? ¿Es una cama?… Es un sofá cama

¿Hay algo más práctico que un mueble con doble uso? Está claro que si necesitas una cama extra y no tienes suficiente espacio, un sofá que por la noche puedas transformar en cama es la solución ideal. El sofá cama es el mejor aliado de segundas residencias, estudios y pisos pequeños. Pero para que después no te arrepientas de tu compra te ofrecemos unos consejos que debes tener muy en cuenta a la hora de elegir el tuyo.

COMODIDAD

Este es el punto más importante y a la vez el que parece más obvio, pero te aseguramos que no es tarea fácil. Seguro que alguna vez has tenido que sufrir un sofá cama donde no puedes dormir por la noche o que resulta muy incómodo como sofá. Por eso y dependiendo de si lo vas a usar más como sofá o más como una cama te recomendamos que lo elijas con unas u otras características. Decántate por los colchones de muelles y la estructura de lamas si le vas a dar mucho uso como cama. Y si la cama sólo se va a usar en contadas ocasiones elige uno que sobretodo sea cómodo para el uso diario, con asiento confortable y de diseño bonito.
Ten en cuenta que en un sofá cama es mejor no ahorrarte dinero y asegurarte una pieza de calidad a arrepentirte de tu compra para siempre.

MODELOS

Se pueden dividir en cuatro tipos según su sistema de apertura. Extraíbles: los que con el colchón doblado en su interior, se abren tirando hacia fuera y arriba hasta desplegarlo por completo. Son los modelos más caros pero también los mejores por eso los recomeendamos si te interesa usarlo sobretodo como cama. Extensibles: si el respaldo y el asiento van a ser parte del colchón una vez estirada toda la estructura hacia delante. Nido: cuando bajo el asiento guardan un colchón. Y abatibles: los más sencillos que se desdoblan para dormir sobre la única superficie que forman asiento y respaldo. Éstos suelen ser los Sofás cama más baratos pero no los descartes por esto ya que hay algunos modelos realmente confortables.
Recuerda que también puedes encontrar pequeños sillones y poufs que se convierten en cama. Son ideales para los más peques y además los puedes colocar en cualquier rincón.

ESPACIO

Está claro que, como cualquier sofá, el que vayas a comprar te debe encajar en unas medidas para que cuadre en su habitación de destino. Pero en estos casos debes recordar además que a la hora de extenderlo cuantos menos muebles tengas que mover más cómodo va a ser el proceso. Coloca muebles auxiliares o poufs en el área que ocupa extendido y evita las piezas pesadas o frágiles. A la hora de comprarlo fíjate en sus dimensiones extendido y plegado, y como referencia cuenta con que los abatibles y los de tipo nido suelen doblar su tamaño; los extensibles llegan hasta los 200cm de largo y los extraíbles alcanzan de 200 a 230cm.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>