Saber comprar… EL COLCHON

EL COLCHÓN

El colchón es el elemento para el amueblamiento del hogar que nunca verán tus invitados (siempre está cubierto), pero sin duda la pieza en la que merece la pena invertir más tiempo y recursos. Una elección inadecuada del colchón puede acarrear consecuencias “catastróficas” para nuestra calidad de vida. Sigue estos cinco pasos para no fallar.

PRIMERO: FIJAR NECESIDADES

Cuando vayas al establecimiento debes tener muy claro, y hacerlo saber al profesional que te asesore los detalles del destino del colchón. Para quién es (niño, adulto, anciano, enfermo…), si se va a utilizar habitual o puntualmente, y si eventualmente puede estar sometido a algún tipo de “inclemencia” meteorológica (por ejemplo, si se destina a una segunda residencia en una zona de mucha humedad).

SEGUNDO: ELECCIÓN DEL TAMAÑO

Habitualmente primero elegimos la cama, y en función de la misma, el colchón. Este procedimiento es el erróneo. Lo lógico es pensar primero en nuestro descanso. Por tanto, hay que ver si van a dormir una o dos personas, el tamaño del usuario del colchón (no sólo altura, también “anchura”) y sus hábitos de sueño (si se mueve mucho durante la noche, por ejemplo). En función de estos datos elegiremos el tamaño del colchón. Ten en cuenta que no tiene que ser necesariamente un tamaño “estándar”: la mayoría de los fabricantes ofrecen en la actualidad colchones casi “a medida”. En cualquier caso, para colchones grandes, no olvides comprobar que no habrá problemas para meterlo en casa. Si es así, puedes optar por dos colchones individuales unidos por una cremallera.

TERCERO: GRADO DE FIRMEZA O SUSTENTACIÓN

Dormir “más blando” o “más duro” es una cuestión de gustos. Pero para nuestra salud cualquier extremo es malo. Déjate asesorar por un buen profesional, pero ten en cuenta lo que prefieres tú: tendencia a una superficie más o menos firme. En función de tus preferencias podrás elegir el sistema y material de tu colchón. En cualquier caso, comprueba que la base del mismo sea adaptable permitiendo que tu columna vertebral se mantenga en su posición natural, y a la vez cuente con un refuerzo lumbar que la alinee correctamente. También es fundamental verificar la capacidad de recuperación del colchón.

CUARTO: ASPECTO EXTERNO

No te dejes “cegar” por lo bonito o feo que te parezca el tapizado. Valora más su composición, buscando tejidos transpirables y por supuesto agradables al tacto. Si padeces alergias o es un colchón para niños pequeños, pide que los materiales sean antialérgicos. Comprueba que el colchón tiene válvulas de ventilación, que permiten una correcta aireación de su interior, facilitando una mejor conservación y prolongando su vida.

QUINTO: LA PRUEBA DEFINITIVA

Básico: NO TE CORTES, prueba el colchón “de verdad”, túmbate y permanece así al menos dos minutos para verificar el grado de confort y firmeza. Cambia de posición, déjate caer en “peso muerto”…. Si te sientes algo ridículo, piensa que es mejor pasar cinco minutos de apuro que siete u ocho años de malas noches. Si el colchón supera esta prueba, ¡enhorabuena!, ya has completado tu elección. Felices sueños.

En cualquiera de los establecimientos Muebles Rey, Tuco, y en Decorae.com contamos con una sección de Descanso con las mejores marcas. Nuestros profesionales te ofrecen el mejor asesoramiento y te garantizamos el mejor precio en la compra de tu colchón.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>