MUEBLES Y WENGUE: ¿sabes combinarlo?

EL COLOR DE MODA EN LOS MUEBLES

Elegante y moderno, versátil y muy “chic”. No se puede pedir más, pero ¿estas seguro de que sabes como combinarlo? Sigue nuestras pautas: aplica nuestro manual de estilo, los trucos decorae.com para acertar… ¡y triunfa!

LOS USOS Y LA LUZ

Sin duda es el tono de madera que más se lleva en muebles. ¡No lo destierres al salón! Ábrele la puerta de todos los rincones de la casa: desde el recibidor hasta tu dormitorio, pasando por el cuarto de baño. Por tratarse de un color tan “especial” (oscuro y con veta marcada), no debemos pasar por alto algunas pautas que le darán ese toque que buscas para tu casa.

Ten en cuenta que es una madera muy oscura: elígela para las estancias más iluminadas de la casa. Si la luz natural es un problema no te preocupes, una luz artificial intensa nos ayudara a remediarlo y conseguiremos un efecto muy parecido. No tengas miedo de usar focos halógenos, incluso dirigidos, ya que al tratarse de un material de apariencia natural, estarás reforzando su presencia en la estancia, algo que no te puedes permitir con superficies sintéticas.

DECORAE.COM dice sí…
Al wengué en cualquier habitación (no sólo en salones)
A potenciar la iluminación (natural o artificial) en habitaciones decoradas con wengué

LAS TELAS

En cuanto a los colores, aplica los mismos criterios que hemos marcado para la pintura. Abusa de los tonos neutros, y aplica alguna nota más exagerada. Una buena opción es optar por tapicerías claras contrastadas con cojines o “plaids” más subidos de tonos.

Aunque se ve mucho, no nos gusta el efecto “estampado étnico” combinado con el wengué. Exótico + exótico = aburrido. Si no quieres telas lisas, te aconsejamos estampados que contrasten con la aparente “formalidad” del wengué. ¿Qué tal unos topos o unas franjas anchas e irregulares? Nuestra combinación favorita. Otra opción: motivos geométricos “retros” o flores “knaif”. Si no estás seguro, por supuesto, opta por un tono liso.

¿Y las texturas? Deja que el protagonismo se lo lleve la veta del wengué. Ni terciopelos, ni micropanas, ni cualquier tejido de los tradicionalmente considerados “ricos”. Lonetas, algodones y fibras naturales, los que más nos gustan.

DECORAE.COM dice sí…
A los tejidos frescos y naturales
A los tonos lisos o estampados de aire “infantil”

OTROS MUEBLES

Ya tienes tu librería de wengué, ahora hay que elegir mesa de comedor, de centro… ¿en qué material? Fíjate en nuestras “zonas” ¿en cuál estás tú?

Zona prohibida. Combina el wengué con otros tonos de madera (cerezo, pino, abedul, roble…) ¡Jamás! Tu salón se convertirá en un muestrario de maderas que haría las delicias de cualquier ebanista, pero el efecto cromático sería nefasto. Descartado.

Zona neutra. Combina el wengué con más wengué. ¿Qué quieres que digamos? Si no te atreves a hacerlo de otra manera, adelante. Ten en cuenta que la habitación te resultará pesada, y que debes asegurarte de que se trate del mismo tono exacto de wengué. En fin, sólo en caso de extrema necesidad…

Zona positiva. Combina el wengué con materiales naturales, muy neutros. Fibras naturales, forja, telas, piel…. Se imaginativo y utiliza como mesa de centro un gran pouff de cuero envejecido, y una mesa de comedor vestida con un lino en color crudo. Una opción armónica con la que acertarás de pleno.

Zona super-vip. ¿Te atreves? Combina el wengué con materiales pop muy subidos de tono. Sillas de metacritlato de colores ácidos, sofás en polipiel chillones… Sólo en pequeñas dosis, y con sentido del humor. ¡Nos encanta!

DECORAE.COM dice sí…
A los materiales frescos y naturales.
A los guiños poperos, llenos de color.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>