Amueblar y decorar en PAREJA…¡VIVA LA DIFERENCIA!

MANUAL PARA ELEGIR LOS MUEBLES EN PAREJA

Te presentamos un manual para amueblar la casa en pareja salpicado con algunos testimonios muy ilustrativos. Las tesis radicales de los 60 y 70 han quedado obsoletas. Numerosos estudios científicos avalan la existencia de diferencias entre los “dispositivos cerebrales” de mujeres y hombres. Somos distintos, y en la diversidad está la riqueza. También en decoración.

El color de las paredes, sillones sean de cuero o tela… Ellos tienen mucho que decir (según un estudio reciente, casi el 90% de los hombres opinan en el proceso de amueblar su hogar), y ellas bastante que escuchar.

Marta, 32 años, técnico en informática. “Mi chico se queja constantemente de lo horrorosos que han quedado los sofás con la tela de cuadros que elegí, pero cuando los compramos el no abría la boca, por mucho que le preguntaba. Miró de mala gana el muestrario de telas y dijo que hiciera lo que yo quisiese”. Joaquín 31 años, perito agrícola. “Me pide consejo, es verdad, pero con trampa. De entrada me lleva a tiendas absolutamente de su estilo, donde realmente puedo decir poco porque no me va nada de lo que veo”.

PRIMER CONSEJO.

Si realmente queréis hacer un trabajo en equipo…
ELLA. Ten en cuenta que las opiniones de él son tan válidas como las tuyas, por mucho que te horroricen.
ÉL. Por mucha pereza que te de, recuerda que el que no opina, no tiene derecho a quejarse.

Según expertos los gustos de los hombres y las mujeres son claramente distintos. Las elecciones de colores, texturas… buscando el sentido práctico por parte de los hombres y el puramente estético por parte de las mujeres. “Ellas siempre están dispuestas a visitar cinco tiendas más para encontrar el cojín adecuado. Los hombres se contentan con el statu quo y con lo que es fácil de conseguir”, dice Kira Wilson Gould, directora editorial de la revista Elements of Living.

Vanesa, 24 años, administrativa. “No entiendo que mi novio haya sido incapaz de dedicar más de dos horas a elegir la lista de bodas y que se haya empeñado en unificar todo en una tienda… ¡Es la decoración de lo que será nuestra casa por muchos años! Y no será por falta de tiempo, luego estuvo casi el mismo rato en una tienda de motos, sólo para elegir un casco”. Rubén, 28 años, operario. “No entiendo qué sentido tiene ir de un lado a otro si en los Grandes Almacenes tienes de todo. Además, más o menos en todos lados tienen lo mismo, ¿no?”

SEGUNDO CONSEJO.

Antes de salir de tiendas…
ELLA. Trata de que se bloquee toda la tarde para el “shopping”, sin ninguna cita posterior. Haz una lista con lo que vais a mirar, y léela con él.
ÉL. Piensa cómo te imaginas tu nueva casa: qué muebles, de qué estilo… Háblalo con ella y contrastad si vuestras ideas son compatibles. Si no es así, llegad a una “entente” antes de acudir a la tienda.

Los hombres apuestan por un “look” más funcional a la hora decorar. Eso se traduce en una estética más dura.Las mujeres también tienen sus propias fuentes de inspiración. “Ellas tienden a buscar un espacio que transmita una manera de sentir, lo que definitivamente no ocurre con los hombres”, sostiene Jayne Pelosi, directora de Renaissance Interior Design. Para Tim Creveling, Presidente de Watercolor Walls Inc. “Las mujeres aman el color y arriesgan más que los hombres”.

Mara, 41 años, profesora. “Se supone que decorar un salón es mucho más que poner unos sofás para ver la tele y una mesa para comer. Es una forma de que tu familia disfrute de un entorno cómodo, pero también bonito. Según cómo esté amueblado, la gente que no nos conozca demasiado se hará una idea u otra sobre nosotros”. Juan, 44 años, directivo. “Yo creo que hay que decorar pensando en uno mismo, no en las visitas. Y eso pasa por que los muebles que elijas sean muy cómodos de usar y mantener. Algo que mi mujer nunca valora cuando los elije”.

TERCER CONSEJO.

Cuando estéis comprando…
ELLA. Piensa que la casa será de los dos. Visualízale a él con sus amigos, viendo el futbol en ese sofá de “moirée”, o tratando de desplegar los estores de lino que te gustan…
ÉL. Probablemente nunca habías “decorado” antes, ¿verdad? Pues créenos: una casa absolutamente funcional es insufrible. Escucha a tu pareja y se receptivo a sus ideas. No son meros caprichos.

En el estudio al que nos referimos se demuestra que los hombres prefieren el blanco o el beige para lo ropa de cama, mientras que las mujeres se inclinan por el azul u otros colores fríos. El cuero, los materiales duros, las tramas resistentes, los escoceses y las grandes rayas, son opciones elegidas por ellos. Ellas optan por las telas suaves, como la seda, y los materiales frágiles como el vidrio o el mimbre. Las líneas rectas, la solidez y el confort resumen el estilo masculino. Las líneas curvas, delicadas y el cuidado de los detalles, el femenino. Hay un campo en el que coinciden bastante los dos estilos: más de un 60% de los encuestados, hombres y mujeres, eligen el blanco para vajillas y toallas.

CUARTO CONSEJO.

¿Conflicto de intereses a la hora de hacer una elección?
ELLA. Reserva tus gustos más “fashion” para los detalles y complementos. Busca un acuerdo con él para las piezas grandes: estilos neutros que no condicionen la decoración.
ÉL. Realmente un jarrón o la lámpara de pie no tiene demasiada importancia. Cede tú. Pero sé taxativo en aquello en lo que no estés dispuesto a dar tu brazo a torcer.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>